miércoles, 29 de octubre de 2014

Ebola: el Gobierno solo pasaba por aquí...

Antes de decir nada, quiero mostrar mi alegría por la curación de la auxiliar de clínica afectada por el Ebola. También porque todos los profesionales y las personas que han estado en cuarentena, por su relación con la enferma, no han sido contagiados.
No quiero mencionar sus nombres, de ninguno de ellos y ellas,  porque ya han estado en boca de todo el mundo en estas últimas semanas y ahora toca aliviarles del estigma que puede suponer haber padecido o simplemente ser sospechosos de haber sido contagiados.
También tenemos la obligación moral y la satisfacción de trasladar  nuestro agradecimiento y reconocimiento a los profesionales sanitarios  que han estado y están vigilantes para que un caso así no vuelva a ocurrir. En Euskadi con mas efectividad y éxito, si cabe, que en otros países.
En fin, que una vez pasada la urgencia, el tema del Ebola se ha ido apagando y parece como si la enfermedad hubiera desaparecido a la misma velocidad que ha desaparecido de los medios de comunicación.
Pues nada más lejos de la realidad.
El 21 de octubre, el equipo médico del hospital Carlos III confirmaba que la paciente española cumplía con “los criterios de curación de la OMS”.
Entre el día 22 y el 25 de octubre se produjeron en África 230 nuevos casos, con 54 decesos y se detectó un nuevo caso en Mali.
En cualquier caso, la situación en el Estado español ya no es de emergencia mediática o social (aunque SI siga existiendo la emergencia médica) y, por tanto, consideramos que ahora hay que ocuparse de analizar todas las decisiones tomadas y las actuaciones realizadas.
No solo desde que se repatrió al primer religioso infectado a España, sino desde el 8 de agosto, momento en el que la OMS declaró la epidemia como  “emergencia de salud pública de importancia internacional”.
Es curioso, por ser suave y no decir que es indignante, que el Presidente Rajoy dijera el viernes pasado que la epidemia de fiebre hemorrágica de Ebola hay que combatirla en África. Bienvenido al club de los que creíamos que eso era así desde un principio, Sr. Presidente.
Es imprescindible analizar en esta situación de calma relativa, cuáles han sido las políticas seguidas por el Gobierno ante la mencionada “emergencia de salud pública”.
Analizar las decisiones que se han tomado y que se han dejado de tomar. Las actitudes, acciones y omisiones de quienes tenían que haber liderado la reacción en el Estado español y de quienes han tenido que ejecutar las decisiones tomadas.
Hay que hacerlo porque es necesario mejorar y optimizar los mecanismos de prevención y reacción ante posibles nuevos casos, visto que la epidemia del Ebola no se ha terminado y visto que, en cualquier momento, la enfermedad puede atacar directamente a ciudadanos con pasaporte español, dentro y fuera del Estado.
Esta labor hay que hacerla desde una perspectiva científica, imparcial y critica. 
Sin falsas autocomplacencias y siendo conscientes que la verdad es que las cosas no han funcionado bien, por cuanto que se produjo un contagio y una enorme alarma social derivada de ello.
Por esto creemos que ha de ser una comisión de expertos independiente quien analice lo que se ha hecho y lo que no se ha hecho desde ese día 8 de agosto, para mejorar la capacidad de respuesta del aparato institucional y gubernamental, pero también para buscar y diseñar las políticas más adecuadas, para que no se vuelva a repetir la terrible situación y desorientación en la que ha vivido la sociedad en esta crisis del Ebola.
Para mejorar, pero también para conocer las responsabilidades políticas y de todo tipo que pudiera haber y reclamarlas.
Responsabilidades políticas, del Gobierno en pleno, no solo del Ministerio de Sanidad, por sus actuaciones y también por sus omisiones en la gestión de la crisis.  O de otras instituciones, como la Consejería de Salud de Madrid, que también han estado directamente implicadas en el desarrollo de esta crisis.
Responsabilidades por la publicación de datos personales de un gran número de personas que había que haber procurado mantener en el anonimato, para evitar la estigmatización social por su enfermedad o por la simple sospecha de poder padecerla.
Y responsabilidades por el nefasto tratamiento informativo y de comunicación que hemos padecido en esta crisis, consecuencia de la ausencia durante muchos días de una información veraz, seria y univoca por parte del Gobierno y de la actuación de unos medios sin ningún tipo de autocontrol.
El resultado ha sido un circo mediático diario, en el que primaba la anécdota y el morbo, plagado de informaciones poco veraces, cuando no erróneas, lo que ha aumentado enorme e innecesariamente la alarma social y el miedo entre la población.
Hay que analizar todo esto desde un punto de vista imparcial y crítico y para eso es necesaria una comisión de expertos, profesionales, no políticos, que analicen lo ocurrido y elaboren un informe con la identificación de los puntos débiles, los errores y  las propuestas de mejora.
Quien debe de ser controlado no puede ser el controlador y así se lo dijimos ayer a la Ministra de sanidad.
Con la que está cayendo, la sociedad reclama y se merece que un tema tan grave y con tanta alarma social sea analizado y aclarado de verdad, con transparencia, por una comisión de expertos, que no pueda ser cuestionada como interesada de parte.
¿Cuál ha sido la respuesta de la Ministra?
Entre “manzanas traigo” y “que buenos somos y cuanto tenéis que agradecernos”.
Como muestra incluyo el último párrafo de su respuesta en el pleno de ayer:

“Gracias al sistema de salud y a los profesionales, a quienes agradezco de nuevo todo el trabajo que están realizando, hoy, como usted decía, Teresa Romero ha superado la infección, todos los contactos en observación están libres de riesgo, y en España ahora mismo no hay ningún paciente de ébola. Pero tiene usted razón, no podemos bajar la guardia, y sobre la base de la experiencia adquirida y de los resultados de la investigación que están elaborando expertos independientes en la materia, podremos seguir avanzando en una triple dirección. En primer lugar, abordando la enfermedad en los países de origen. En segundo lugar, mejorando las infraestructuras y los recursos tanto materiales como personales necesarios para hacer frente a futuros casos sospechosos, y por último, contribuyendo en la investigación científica que permita encontrar métodos eficaces a nivel mundial para poder acabar con el ébola.”

Pues eso.
Parece ser que la crisis del Ebola que hemos padecido solo ha sido un mal sueño o una anécdota, de la que nadie es responsable y en la que no ha pasado nada grave.

Una pena.

miércoles, 15 de octubre de 2014

15 de octubre. Dia Internacional de las Mujeres Rurales.

Hoy celebramos el día internacional de la mujer rural.
Un día importante para la mujer que vive en las zonas rurales, pero también  un día importante para las zonas rurales y, aunque no todo lo rural tiene que ser necesariamente agrícola, es también un día importante para la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria.
Porque, sin la mujer, el sector primario “de tierra” no existiría como ahora lo conocemos, ni tendría viabilidad de futuro.
Tampoco el sector primario “del mar”, por las mismas razones.
Ni en Euskadi, ni en el estado español ni en el resto del mundo: primero, segundo o tercero.
En la actualidad, en el Senado estamos desarrollando una ponencia de estudio sobre la despoblación en el mundo rural, de la que tengo la suerte de formar parte.
Hemos oído a unos cuantos expertos/as y representantes de las diferentes instituciones (Ayuntamientos, Comunidades Autónomas o Diputaciones) y asociaciones profesionales y empresariales.
Todos/as hablan de la importancia de factores como la cercanía y las buenas comunicaciones con los grandes núcleos de población, el acceso a redes y tecnologías avanzadas de información y comunicación, disponibilidad de suelo industrial, ayudas estructurales, planes de regadío, mejora de la calidad de vida y acceso a los servicios esenciales…
Pero una de las expertas puso negro sobre blanco algo que muchos hemos dicho desde hace tiempo, con la boca pequeña, sin atrevernos a repetirlo demasiado, por miedo a ser mal-interpretados o políticamente incorrectos.
No solo tratándose de la vida en zonas rurales, sino también en núcleos urbanos que, aunque bien comunicados, están alejados “en tiempo” (los kilómetros ya cuentan menos) y “en comodidad” de las grandes urbes o conurbaciones, como puede ser el caso de muchos municipios vascos.
La profesora Anna Cabré i Pla, Directora del Centro de Estudios Demográficos y catedrática de Geografía Humana de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) nos dio una de las claves humanas importantes para combatir la despoblación y el éxodo de habitantes de las zonas rurales e, incluso me atrevería a decir, de las zonas urbanas periféricas a las ciudades “cabecera” de los territorios.
Resumiendo y simplificando, el argumento seria la necesidad de crear unas buenas condiciones de vida para las mujeres, procurando un tipo de vida más urbano, creando espacios de relación para ellas, procurándoles trabajo etc.
Voy a “pegar” aquí su intervención en lo referente a este tema. Es una transcripción literal, mas propia de una “tertulia” distendida que de una clase magistral, por lo que el texto no es tan correcto como podría ser un texto escrito expresamente, pero aclara perfectamente lo que quería decir la Profesora.

Anna Cabré i Pla
“Pero finalmente hay un punto muy importante, y acabo ya, porque me estoy alargando. Dos puntos: uno es lo de las mujeres. Que no se trata de mantener solo habitantes: si las mujeres jóvenes no quieren vivir en los pueblos pequeños, el pronóstico está cantado. Y ahí ya se ve que la cosa viene muy de lejos, y solo tienen que ver las mujeres mayores, todas las que faltan con respecto a los hombres mayores, para ver que las mujeres se vienen fugando del mundo rural desde hace décadas. Pues por razones muy diversas. Porque hay lugares, por ejemplo como en Galicia, donde las mujeres son agricultoras y son las cabezas de explotación; hay lugares como Castilla donde la actividad ganadera y tal es de los hombres, pero generalmente viven en casa de su mujer, en el pueblo de su mujer y los derechos de pastoreo y todo les vienen de la mujer, y donde las mujeres son muy importantes y por eso acaban siendo todos... no digo que todos los pueblos de Burgos tengan alcaldesas, pero esos pueblos pequeños; que, por cierto, esa cuestión de poder ser alcaldesa, de participar en la vida municipal muchas veces es para las mujeres una de las pocas posibilidades de intervención pública que tienen. Pero en lugares como en Cataluña, donde por ejemplo por la tradición del hereu las mujeres están en una situación altamente discriminatoria a la hora de heredar, pero como no es ley sino costumbre, y es una consecuencia de la libertad testamentaria, pues eso o es un cambio cultural o las mujeres, claro, luego pueden dedicarse a sus industrias subsidiarias, pero siendo el marido el propietario, y la mujer que no tiene marido o que pierde el marido o que no quiere tener marido, no tiene nada que hacer ahí. Entonces, es un tema tabú el de quién es el propietario.
Ahí, con las mujeres, por ejemplo, las mujeres, que tienen muchos más estudios que los hombres, y en las zonas rurales todavía más, son mucho más proclives, por ejemplo, a vivir en un pueblo más grande con un empleo (a veces de maestra, de enfermera, de lo que sea, o tener un comercio) y que el marido vaya y venga a su explotación. Sí, eso es una cosa que se está dando cada vez más. Eso está pasando mucho en Cataluña, y da la impresión de que aquello se está despoblando. Pero en realidad no es exactamente así. Los abuelos permanecen en él más, pero el hijo va y viene todos los días, mientras la mujer y los niños viven en la capital. Por eso que yo creo que habría que tener una visión de conjuntos, de comarcas, que sean sostenibles en su conjunto, no que sea sostenible cada pueblo en sí. Y ahí hay que mimar a las mujeres. Y a las mujeres, no es solo empleo para las mujeres, es también un tipo de vida agradable a las mujeres, que es un tipo de vida bastante urbano. O sea que es llevar, como ustedes dicen, el Internet, pero es llevar muchas cosas, y también crear espacios de relación. Eso se ha visto en los estudios sobre los neorrurales y tal, que los hombres se adaptan muy bien porque enseguida son acogidos por los grupos de cazadores, pescadores, recogedores de setas (aunque eso es bastante unisex, lo de las setas), y que enseguida se integran con los hombres y juegan al dominó y no sé qué. Pero en cambio, las mujeres no son acogidas igualmente en el pueblo, y el tipo de vida y de relación que esperan es muy decepcionante. Entonces, la mujer requiere un trato más urbano, y esto está pasando incluso con las inmigrantes, ya digo. Si no se cuida a las mujeres, ya está, no les digo más, ya lo ven.”
“En Francia … por ejemplo el tema del abandono de las zonas rurales por las mujeres no lo han podido resolver. Y de hecho, lo que ha venido a salvar un poco demográficamente en unas zonas que precisamente muchos consideran como las guardianas de las esencias de la identidad y tal, es precisamente el matrimonio con mujeres muy exóticas, de países lejanos y tal, que son las únicas que han querido ir a estos lugares. Entonces, en Normandía, por ejemplo, llevan décadas con matrimonios con francesas de los departamentos de ultramar, y es un cambio como muy espectacular. Y aun así, esas mujeres tampoco se quieren quedar. O sea que eso de encontrar mujeres que quieran vivir a la antigua aunque vengan... La que venga de otros lugares como un paso, como una transición a veces lo acepta, pero no siempre.”

Interesante punto de vista, que también ha compartido algún otro ponente, aunque con menos datos y razonamientos.
Por lo tanto, la mujer no solo es vital para el mantenimiento del sector agro-pecuario y agroindustrial, sino que es esencial, el eje central, me atrevería a decir, de la vida rural y, por lo tanto, de su mantenimiento y supervivencia, con todo lo que eso supone para la cohesión territorial y el equilibrio social, cultural y económico de un país.

Aunque sea pequeño, como Euskadi.

Hay 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población. 3 millones de enfermos en el estado español. ¡¡No todo es Ebola!!

El senador Cazalis pide a la Ministra de Sanidad una partida presupuestaria que garantice la asistencia a enfermedades raras.



El senador José María Cazalis ha pedido a la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que garantice una partida en los presupuestos de 2015 que asegure la asistencia sanitaria a las enfermedades raras en las mejores condiciones y por los mejores especialistas y unidades hospitalarias del Estado.
El senador vizcaino ha preguntado a la responsable del Ministerio si va a garantizar los recursos económicos suficientes para compensar los costes de la asistencia sanitaria que prestan en los Centros, Servicios y Unidades de referencia del Sistema Nacional de Salud (CSUR), imprescindibles para la atención a las enfermedades raras, cuando estos centros especializados se encuentran en otras Comunidades Autónomas.
Las denominadas CSUR son los centros encargados de garantizar el acceso y una atención de calidad, segura y eficiente a las personas que precisan de cuidados de elevado nivel de especialización y que requieren para su atención concentrar los casos en un número reducido de centros
Según la Federación de Enfermedades Raras, la falta de recursos garantizados en los Presupuestos Generales del Estado para cubrir los gastos generados por estos servicios especiales y especializados puede poner en riesgo el correcto funcionamiento del sistema de CSUR y la atención a estos pacientes de enfermedades raras.

Cazalis senatariak aurrekontuetan gaixotasun arraroak artatzea bermatzeko partida gorde dezala eskatu dio Osasun Ministroari

Jose Maria Cazalis senatariak 2015erako Estatuko Aurrekontu Orokorretan gaixotasun arraroak dituzten pertsonak Estatuko ospitale eta espezialista onenekin eta baldintzarik onenetan artatuko dituztela bermatuko duen partida kontuan hartzea eskatu dio Ana Matori, Osasun, Gizarte Zerbitzu eta Berdintasun Ministroari.
Senatari bizkaitarrak gaixotasun arraro moduan izendatuta daudenak artatzeko beharrezko dirua aurreikusi ote duen galdetu dio Ministerioko arduradunari. Hain zuzen ere, baliabide ekonomikorik jarriko duen gaixotasun arraroak artatzeko bereziki prestatutako Osasun Sistema Nazionaleko zentro, zerbitzu eta unitateek (CSUR)  eskaintzen duten zerbitzuaren kostuak berdintzeko beste Autonomia Erkidegoren baten ematen denean.
CSUR hauek espezializazio maila handia behar duten pertsonak kalitatez, segurtasunez eta eraginkortasunez artatzen dituzten zentroak dira, gaixotasun kasuak eraikin gutxitan batzeko beharra dutena. Bertara sarbidea berdintasunez egin dadin ere arduratzen dira.

Gaixotasun Arraroen Federazioaren arabera, Estatuko Aurrekontu Orokorretan zerbitzu berezi eta espezializatu hauetarako baliabideak ezin bermatzeak arriskuan jar dezake CSUR sistemaren funtzionamendu egokia eta gaixotasun arraroak dituzten pertsonak artatzea.

sábado, 11 de octubre de 2014

Intervencion en "Por Fin Viernes" de ETB2

Ayer noche fui invitado a participar en el programa "Por Fin Viernes" de ETB2.
El tema a tratar fue la situación compleja y caótica que ha surgido tras la infección por contagio de una auxiliar de clínica del hospital Carlos III, que atendió al último misionero enfermo de Ebola repatriado de África.
Creo que la intención última de todos era tranquilizar a la audiencia y aportar algunas informaciones serias y veraces sobre el virus, la enfermedad, su transmisión, su capacidad de contagio...
No sé si lo conseguimos. Yo creo que no.
Analizamos y comentamos los problemas surgidos en Madrid, el desastre de comunicación del gobierno central, los recortes en la sanidad madrileña, las barbaridades dichas por el consejero de sanidad madrileño, la poco menos que demonización de la auxiliar enferma, la falta de formación y recursos del personal sanitario...
Pero todo centrado en Madrid.
No pude decir que nosotros no estamos en Madrid. Que la sanidad vasca la gestiona el Gobierno Vasco, ni nuestro Consejero de Salud es un troglodita.
Ni que nuestra sanidad no ha sido desmantelada y la inversión ciudadano/año en sanidad fue la más alta del Estado en 2013 (más de 1.551 €/habitante/año en Euskadi frente a 1.094 €/habitante/año en Madrid).
Y además, como botón de muestra, la mayor efectividad de los servicios de atención primaria vascos en la detección de casos sospechosos de infección de Ebola, frente a los madrileños.
En el País Vasco vivimos 2,2 millones de habitantes y los médicos de Osakidetza han detectado 4 casos que había que descartar. En Madrid, que tiene 6.5 millones de habitantes y una población inmigrante africana muchísimo mayor, han detectado 7 casos sospechosos.
La mayor efectividad de nuestros médicos de atención primaria nos debe de transmitir también cierta tranquilidad.

Nadie está libre de que aparezca un desgraciado caso de fiebre hemorrágica de Ebola, pero... esto no es Madrid.

miércoles, 8 de octubre de 2014

DEIA: Sanidad elude las responsabilidades pese a fallar el protocolo contra el ébola

“El Gobierno ha adoptado todas las medidas de salud pública que eran necesarias y en las últimas semanas ha quedado patente la eficacia del Sistema de Salud”.
Esta frase corresponde a la ministra de Sanidad, Ana Mato, a una interpelación del senador del PNV José María Cazalis, el pasado 9 de septiembre, inquieto por los protocolos que se llevan a cabo. Un mes después, Ana Mato ha optado por agachar la cabeza con la esperanza de que pase cuanto antes la tormenta del ébola que le ha estallado justo cuando empezaba a sacar pecho de su gestión en la repatriación de los dos misioneros que llegaron muy graves a Madrid y que murieron al poco de llegar. 24 horas después del primer contagio en el mundo de ébola fuera de África -con Teresa Romero Ramos, una auxiliar de enfermería que formó parte del equipo que atendió a Miguel Pajares y Manuel García Viejo, como afectada- la ministra y su equipo optaron ayer por eludir cualquier responsabilidad pese a que el protocolo de actuación que ellos mismos diseñaron falló estrepitosamente."

DEIA  J. GARCÍA - Miércoles, 8 de Octubre de 2014

lunes, 6 de octubre de 2014

Pregunta sobre el Ebola a la Ministra de Sanidad. 9 de septiembre de 2014.

videoPREGUNTA SOBRE LAS MEDIDAS QUE HA PLANIFICADO Y PUESTO EN MARCHA EL MINISTERIO DE SANIDAD,  PARA PREVENIR LA 
PENETRACIÓN DEL VIRUS DEL ÉBOLA EN EL ESTADO ESPAÑOL Y PARA COLABORAR EN COMBATIR IN SITU LA EXTENSIÓN DE LA EPIDEMIA DE FIEBRE HEMORRÁGICA DEL ÉBOLA EN LOS PAÍSES SUBSAHARIANOS AFECTADOS.


El señor PRESIDENTE: Preguntas para la señora ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
Pregunta de don José María Cazalis. Tiene la palabra su señoría.
 
El señor CAZALIS EIGUREN:
Arratsalde on mahaiburu jauna eta senatori jaun-andreok.

Vayan por delante las condolencias de mi grupo a los familiares del señor Pajares, víctima de ébola este verano y a su congregación. Y vaya también por delante nuestro reconocimiento y agradecimiento a todas aquellas personas, religiosas o seglares, que están arriesgando su vida en África, así como a todos los profesionales sanitarios del Estado que están muy atentos para detectar y combatir con solvencia cualquier caso que pudiera surgir aquí.
Señorías, señora ministra, no quisiera pecar de alarmista pero tampoco podemos pecar de imprudentes. 
La directora general de la OMS afirmó hace una semana que el número de defunciones por ébola en la epidemia actual superaba el total de fallecidos en todas las anteriores epidemias juntas desde el descubrimiento del virus por el equipo del doctor Piot en 1976.
Los reportes de la OMS señalan que para el 24 de julio se habían confirmado 1093 casos de infección en 3 países, con un resultado de 660 decesos. El 4 de septiembre el número de infectados ascendía ya a 3685, con 1841 defunciones. Se pasa de 1093 casos a 3685 en cuarenta y dos días. 
También resulta preocupante que en esos cuarenta y dos días la epidemia se haya extendido a otros 2 países: Nigeria y Senegal, con 21 y 1 infecciones onfirmadas respectivamente y 7 decesos.
Señorías, este hecho puede no preocupar demasiado en Suecia o en Dinamarca, pero sí debería preocupar en España. 
¿Por qué? 
No solo por el enorme número de ciudadanos con pasaporte español, religiosos y seglares, que desarrollan su impagable labor en las zonas afectadas, tanto en el ámbito sanitario como en muchos otros, sino también porque estos países son el origen de muchos de los inmigrantes legales y, sobre todo, de los inmigrantes que intentan, y a veces consiguen, entrar en el Estado español de forma ilegal por conductos no controlados y difícilmente controlables. 
Más concretamente, por la arribada de yolas, pateras e incluso barcos mayores a las costas del archipiélago canario, procedentes en su mayor parte de las costas del sur de Mauritania, de Senegal o de Cabo Verde.
Pero no solo es esto. Ustedes saben que los primeros síntomas de la fiebre hemorrágica del ébola son muy parecidos a una infección viral venial que curse con cierta afección gastrointestinal; un cuadro que puede pasar desapercibido si no se contempla la posibilidad de un contagio previo o se conoce que el paciente procede de las zonas de epidemia declarada.
Por esto, señora ministra, es imprescindible volver a meter a los inmigrantes ilegales que residen en el Estado dentro del sistema de salud. Esto supone la necesidad de modificar de forma urgente la legislación vigente para restituir a los inmigrantes no regularizados su derecho a la salud y devolver al resto de la población la tranquilidad de saber que todos estamos protegidos, por activa y por pasiva, por el sistema público de salud.
Por otro lado, es imprescindible prevenir, esto es, intentar atajar el problema in situ, en África, independientemente de las operaciones más o menos exitosas, sobre todo a nivel mediático, de repatriación de los nacionales españoles para que reciban aquí el tratamiento adecuado. Desde la directora general de la OMS, hasta el propio doctor Piot, pasando por la comisaria europea de Cooperación Internacional o el director del CDC, el centro de control y prevención de enfermedades de Estados Unidos, han avisado de que la epidemia se va a recrudecer y agravar, más aún si no se actúa en África de forma inmediata y contundente. El director del CDC americano ha declarado que el virus del ébola ha superado las medidas que están aplicando actualmente en África occidental. El drama ya es muy importante, pero puede ser de proporciones todavía mayores, si añadimos al cuadro los movimientos poblacionales y la carencia de alimentos e incluso la hambruna.
Europa, y especialmente los países de entrada como España, deberían hacer un esfuerzo económico especial, además de los 181 millones de dólares anunciados por la Unión Europea, e incluso desplegar en la zona unidades civiles y militares capaces de controlar los posibles nuevos focos de infección y garantizar así la no expansión de la epidemia en África.
Sobre todos estos aspectos es sobre los que creemos que se deben tener ya confeccionados planes y proyectos, y solicitamos que el Gobierno nos los explique.
Porque, señora ministra, los imprevistos siempre surgen cuando no se tiene nada previsto y no quisiéramos que en un tema tan vital como este se cumpliera el dicho.
Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Cazalis.
Tiene la palabra la señora ministra.

La señora MINISTRA DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD (Mato Adrover):
Gracias, señor presidente.
Señoría, el brote de la enfermedad por virus del Ébola declarado por la OMS como emergencia de salud pública de importancia internacional el día 8 de agosto es hoy considerado el de mayor magnitud de los que se han producido hasta ahora. En la actualidad hay casos en 5 países: Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y, uno, en Senegal.
Señor Cazalis, el riesgo para nuestro país se considera muy bajo y, además, le recuerdo que la atención a las enfermedades transmisibles e infecciosas se engloba en las políticas de salud pública y, por tanto, son aplicables a toda la población en general y no a uno u otro grupo de riesgo, de manera que puede usted estar tranquilo en este sentido.
El Gobierno, desde el primer momento, ha adoptado todas las medidas de salud pública que eran necesarias, a través de un protocolo de actuación basado en las recomendaciones de la OMS, del Centro de Control de Enfermedades Europeo y contando con la colaboración de los servicios de salud de las comunidades autónomas y de todas las sociedades científicas implicadas.
Además, hemos implementado un procedimiento para la detección precoz de viajeros con sospecha de enfermedad del Ébola procedentes de países afectados, con medidas en puertos y en aeropuertos.
Hemos difundido información actualizada a la población sobre la situación del brote y recomendaciones para los viajeros y para los residentes españoles en las áreas afectadas.
Por otro lado, señoría, hemos puesto en marcha un registro para la vigilancia y el seguimiento de la situación de todos los cooperantes en las zonas de riesgo, también a su retorno.
Asimismo, se evalúa y se actualiza el riesgo para España desde el Centro de alertas y emergencias del Ministerio de Sanidad. Hasta la fecha, como usted sabe, 8 comunidades autónomas han investigado a 14 pacientes que cumplían con la definición de caso sospechoso —uno de ellos en el País Vasco— y las pruebas realizadas en el Instituto de Salud Carlos III han resultado todas negativas. La única persona infectada por el virus en España fue repatriada desde Liberia y, lamentablemente, falleció el pasado 12 de agosto.
Señoría, desde el primer momento hemos garantizado la coordinación nacional y también la coordinación internacional y se mantiene comunicación permanente con la OMS, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades y la Comisión Europea, fundamentalmente a través de nuestra participación en el Comité de Seguridad Sanitaria.
Señoría, el cumplimiento de los protocolos, la colaboración y la coordinación de todas las instituciones y el buen trabajo de los servicios de salud y de la red de alertas son la mejor garantía para evitar cualquier tipo de riesgo a la población, así como para la seguridad de los profesionales y para una correcta atención a los pacientes.
Asimismo, señoría, estamos colaborando con los países afectados a través de una contribución de respuesta humanitaria, de acuerdo con la evolución del brote. A Liberia hemos enviado ya, a través de Farmamundi, dos toneladas con material médico de urgencia y una unidad de respuesta de emergencias.
Señorías, en las últimas semanas creo que ha quedado patente la eficacia del Sistema Nacional de Salud, también de la red de alertas y de la alta cualificación científico técnica de los profesionales sanitarios españoles.
Simplemente quiero reconocer y agradecer la labor y dedicación de cada día de los médicos y
de todo el personal de enfermería, que este verano ha quedado perfectamente demostrada.
Muchísimas gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora ministra